DAHAB se encuentra al sudeste de la Península del Sinai, lugar donde transcurre el Éxodo bíblico de 40 años de Moisés vagando por el desierto con el pueblo de Israel, donde recibió los Diez Mandamientos, y lugar donde se le abrieron las aguas del Mar Rojo. Su nombre “Oro” en lenguaje beduino, esta dedicado a la arena de la bahía de Ghazala una de las dos bahías que forma Dahab. El-Qura es la segunda y mucho mas grande. La combinación de arena fina, su magnifica agua azul cristalina, y su exuberante paseo de palmeras, hacen de Dahab el lugar preferido de los windsurfers, buceadores, y lugar ideal por su ubicación geográfica para moverse por el Sinai.

BLUE HOLE.
Es el mas famoso y mas bonito centro de buceo del Sinai, también conocido como “El cañón”, se encuentra a unos 10 km de Dahab, y es accesible en 15 minutos por una carretera que transcurre por la playa. Toma su nombre de su clarísima agua azul, que directamente en la orilla tiene una profundidad de 80 metros. No es fácil llegar hasta allí pero definitivamente merece la pena. El profundo “agujero azul” descansa bajo unas terrazas de coral poco profundas donde abundan docenas de especies de peces, anguilas y otras maravillas marinas. Es mejor de todas formas no dejar que la belleza marina te arrastre demasiado al fondo, mas de uno se ha aventurado y no ha vuelto jamás debido a la narcosis nitrogena. Cursos de iniciación al buceo por 24$ por dos horas de teórica y media de inmersión. Para hacer snorkel mejor alquilar los patos, gafas y tubo en Dahab.

BLUE DESERT.
Son unos 15 km2 al oeste del monasterio de Santa Catalina, camino de Dahab. En 1980, el artista belga Jean Verame armado con 10 toneladas de pintura color azul-ONU (color de la paz) pintó seis kilómetros de rocas, algunas de las cuales hacen mas de nueve metros, con la idea de representar el fin de la guerra entre Israel y Egipto.

COLORADO CANYON.
Millones de años atrás el Sinai estaba cubierto por el mar, y al retirarse dejo un hermoso legado de raras formaciones rocosas y un cañón de tamaño vertiginoso, cerca de la ciudad de Nuweiba. Las paredes del cañón que llegan a alcanzar los seis pisos de altura, adquieren ese intrigante tono rojizo de la erosión que produjo el agua sobre la roca caliza y arenisca de la zona. El cañón de tan solo 700 mts de longitud merece una corta excursión a 45º bajo el abrasador sol del desierto.

MONTE SINAI.


También conocido como Jebel Musa, Gebel Mousa, Monte Moises o Montaña de Moises, no es ni el mas lato, ni el mas bonito, ni el mas sobrecogedor pico del paisaje lunar que forma el sur de la península del Sinai. Pero tiene una considerable importancia para las dos religiones monoteístas mas populares del planeta. Para los cristianos, es la montaña desde la que Dios habló a Moises y le entrego los Diez Mandamientos; y para los musulmanes es sagrada por ser el lugar desde donde Borag, el caballo de Mahoma, ascendió al cielo. Dos caminos llevan a la cumbre (2285 mts), 3750 escalones de piedra colocados por los monjes del Monasterio de Sta. Catherina, y una pista de tierra por el lado opuesto, practicable el 80% en camello. Tres horas de subida por el camino, y algo menos de dos de bajada por las escaleras. Llevar abundante agua, y ropa de abrigo si vais a ver amanecer; hay alquiler de mantas en la cumbre.

MONASTERIO DE SANTA CATHERINA.
Construido alrededor del lugar donde se cree que Dios se dirigió a Moisés en forma de “arbusto en llamas”, a los pies del monte Sinai, es lugar de peregrinación religiosa desde hace 1500 años. Contiene una librería de manuscritos e iconos antiguos solo superada por la del Vaticano, así como una capilla del siglo VI en el lugar exacto donde ardió el arbusto. El primer peregrino fue el monje griego Silvanos en 378. Un año mas tarde, la Emperatriz Sta. Helena ordena construir una torre para defender al creciente grupo de monjes que creen haber descubierto el “arbusto sagrado”. Entre 527 y 565 se realizan obras de fortificación y ampliación del recinto, ordenadas por el Emperador Justiniano. Las principales estructuras fueron levantadas por el arquitecto Etienne Ailisios, el cual fue ejecutado cuando el Emperador se enteró de que el monasterio no se estaba construyendo en la cima del monte.

 

Lugares para la práctica del buceo

Blue Hole
Cuando nos disponemos a bucear en este punto, rápidamente entendemos el sentido de su nombre: agujero azul. Como si fuera una piscina, cerca de la costa se distingue una pequeña “laguna” en medio del arrecife, con un color azul intenso, señal de la profundidad del lugar. La parte superficial se encuentra a 7 metros, pero la caída no termina hasta 300 metros por debajo. Pese a que los buceadores recreativos pueden hacer esta inmersión, la parte más interesante queda reservada para los buceadores técnicos, con mezcla de gases y el equipo adecuado para tal fin.

y The Canyon
La inmersión suele comenzar en una laguna costera de poca profundidad para, tras recorrer unos metros de arrecife, ya en la cota de los 12 metros, entrar en el cañón que da nombre a esta inmersión. En su interior proliferan corales blandos, gorgonias y corales duros, El recorrido gana profundidad y en pocos minutos podemos alcanzar la salida en la cota de los 40 metros. Desde este punto, el interesante recorrido queda solo a disposición de los buceadores con equipo y entrenamiento técnicos, ya que los “tek” tendrán que utilizar mezcla de gases para el resto del recorrido.

Hay muchas más inmersiones desde la costa muy interesantes para pasar una semana maravillosa de buceo.

HOTELES SUGERIDOS

HOTEL NESSIMA RESORT HOTEL SUB SINAI HOTEL SWISS INN HOTEL DOLPHIN CAMP

Contacto

Diseño Web deare